19 de julio de 2024

En el minuto 13 de la decimotercera corrida de feria, la decimotercera, es decir, Estafador Ya sacó literalmente a Jorge Martínez y a Cayetano Rivera. Un accidente. el toro se soltó de los dos encuentros con el caballo, lo derriba en el primero, y atropella de mala manera al reparador y de peor manera a su padrino, los dos se cruzan en las vías del tren.

Para Martínez, su propia capa le sirvió al menos de parapeto en el salto mortal, pero Rivera fue arrastrado por él como el peto como si fuera Mesala, ahí abajo, entre las piernas y los pitones, hasta la boca de riego. Escapó por un verdadero milagro con el Chaqueta destrozada, herida y finalmente entera. El acto de confirmación fue un cuadro con Cayetano en chaleco y por tanto en mangas de camisa.

Estafador, el toro de la ceremonia, hizo honor a su nombre, al ser un toro. Derrotó desde el momento en que salió, con su cabeza atronadora y su cuerpo tosco y sin cuello; arreaba banderillas desde muy lejos; y mintió todo y más en la muleta: nunca fue verdad, siempre escondiendo algo, saliendo mal, sin importarle un carajo. Es cierto que JM era muy adicto, pero no es menos cierto que le costaba mucho torear limpiamente. Cuando no venció, aflojó y se quedó atrás. el toricantano Finalmente decidió con un golpe bajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *