20 de mayo de 2024

Minutos antes de cada tarde en San Isidro, la introvertida calle Montalbón se transforma en una especie de paseo de la fama de la política madrileña. Hay quienes llegan con tiempo de sobra y esperan, a la sombra de los muros del Cuartel General Naval, a que se despeje la escena antes de deambular hacia algún nido de micrófonos. También hay quien acelera la arena en el crono y se baja del vehículo para entrar en el Palacio de Cibeles sin apenas detenerse ni mirar atrás. Hay novatos que incluso preguntan a los periodistas cuál es el momento y la ruta a seguir. Hay veteranos que han estado haciendo lo mismo desde que el ayuntamiento se mudó allí.

Unos cinco kilómetros separan la calle Montalbán, que conecta con el bullicioso Paseo del Prado, y la Pradera de San Isidro, jardín emblemático y epicentro del día grande en la capital. También el último post de algunos de los políticos que asistieron a la ceremonia de entrega de la Medalla del Ayuntamiento. Y ayer también el enclave geográfico por el que se desplazaron los concejales de Más Madrid que tomaron la decisión de ausentarse de la velada municipal de entrega del premio a la Comunidad Judía de Madrid. Casi al mismo tiempo que se entregaba este polémico premio, Rita Maestre y su lema reivindicativo -La vivienda es un derecho- volvía a explicar el porqué de su aportación.

«Es un día para poner en el centro los asuntos importantes, por eso la señora Madrid no ha asistido hoy a la ceremonia de entrega de medallas que se celebra en la ciudad en Cibeles. Un acto donde se entregará una medalla que es un encubrimiento del gobierno genocida de Netanyahu e Israel Por eso decimos no a esas medallas y estamos donde tenemos que estar, con los madrileños pidiendo un alto el fuego y la paz para Gaza», afirmó el líder de la oposición, haciéndose eco del sonido de proclamas de fondo.

«Mantén los modales y el respeto»

Sin embargo, en el seno del consistorio, independientemente de quién preguntara, costaba entender la decisión. «Siempre es importante el respeto institucional y el acompañamiento de los madrileños, a pesar de las contradicciones jurídicas», argumentó. Francisco Martín, representante del Gobierno y máximo representante del Ejecutivo ayer en Cibeles. «Nuestros portavoces tienen obligaciones y no es bueno que la señora Madrid no esté presente. El reconocimiento se hace a personas que se dedican a Madrid, como es la Comunidad Judía de Madrid», insistió. Reyes Marotoportavoz del PSOE, que también se mostró sorprendida por los resultados de una encuesta del GAD3 del Partido Popular donde, de celebrarse elecciones municipales, se convertiría en la nueva líder de la izquierda con un escaño más que Maestre.

El ruido de la ausencia del segundo poder municipal duró lo que tardaron los políticos en cruzar la puerta del Ayuntamiento. Por otra parte, acompañado de su séquito, José Luis Martínez Almeida, que según esa misma encuesta ascendería a 30 concejales (uno más), inició el acto. «Dentro de las diferencias siempre hay que mantener la educación y el respeto. Lamentablemente no lo hemos visto en distintos grupos municipales y mi mensaje como alcaldesa es que hay que cumplir con los madrileños. Esto es lo único que nos exigen», el Dijo el concejal de la Colegiata de San Isidro minutos antes de entrar en Cibeles.

En la misma línea se pronunció Carlos Díaz Pacheportavoz del PP en la Asamblea, desde Isabel Díaz Ayuso, uno de los que tocaba el timbre, no habló. «Hay quienes malinterpretaron la política institucional y se dejaron llevar por su sectarismo ideológico y su odio. Esa decisión es una falta de lealtad institucional», lamentó.

«Me alegro de que los comunistas no estén allí»

Desde Vox, que según aquella encuesta ‘popular’ perdería un escaño, sacaron a pasear la ironía y los colmillos. «Debe ser que no sienten esa representación que tienen como funcionarios públicos», reflexionó. Monasterio del Roco, portavoz regional, que añadió: «Siempre es una alegría que los comunistas no estén allí». Mientras ortega smith Relativizó el tema: «Cada uno debe saber su lugar. Si deciden ausentarse de un evento institucional donde son representantes públicos, entonces ahí están».

Entre ese cosquilleo electoral y el Plantas Sra. Madrid, comenzó la entrega de medallas en el Palacio de Cibeles. Y estrella bengiopresidente de la Comunidad Judía de Madrid, recogió la distinción y nos invitó a seguir construyendo juntos la historia de Madrid a través de valores como «la tolerancia, la inclusión y la convivencia».

En el almuerzo, con muchos de los concejales vestidos de chulapos, incluidos los de Más Madrid, la Pradera le quitó el protagonismo a otro San Isidro, polémica aparte. «Creo que los madrileños prefieren que este sea un día de celebración, que este sea un día de celebración, que este sea un día en el que, a pesar de nuestras diferencias, podamos celebrar juntos, y hay algunos que deciden no serlo». parte de esa celebración», fue el epílogo de Almeida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *