30 de mayo de 2024

Actualizado

El Partido Socialista de Salvador Illa ganó el domingo las elecciones autonómicas en Cataluña con 42 asientos y podrá gobernar al frente de la Generalitat si suma apoyos a la izquierda de Izquierda Republicana y el General. Juntos, monopolizan sólo los 68 delegados que confieren la mayoría absoluta en el parlamento regional.

La investigación de las elecciones fue de los más estrictos hasta el último minuto e hizo esperar a los candidatos hasta casi las once de la noche para salir a evaluar el resultado, como la mayoría absoluta de la izquierda estuvo bailando todo el tiempo y sólo en el 95% del escrutinio se consolidó finalmente gracias a un escaño conseguido por el PSC de Junts en la provincia de Lleida.

Él PSC de Salvador Illa mejoró su resultado de 2021 con aumentó de 33 a 42 repeticiones. Hace tres años también ganó, pero empató con ERC y se quedó sin poder porque las organizaciones independientes se aliaron con Junts para formar un gobierno de coalición. Ahora está más cerca pero tendrá que convencer a los demás partidos de izquierda para que le nombren presidente.

Carles Puigdemont, Haciendo campaña en el sur de Francia, escapado de la Justicia española desde que declaró unilateralmente la independencia de Cataluña en 2017, logró ser el segundo partido más votado. Junts aumenta de 32 a 35 diputados y a pesar de ello el ambiente en su cuartel general era triste.

En ERC aceptar los «muy malos resultados». caer de 33 escaños a 20 y verse superados tanto por el PSC en la izquierda como por Junts en el ámbito independentista. El hasta ahora presidente de la Generalitat, Peras Aragonesas, No pudo rentabilizar la gestión realizada al frente de la comunidad durante los últimos tres años.

La alegría se desató en la sede de la Partido Popular, que se cría en Cataluña multiplica los resultados por cinco de las últimas elecciones. Pasa de tres a 15 plazas En la cámara regional supera a su oponente Vox, triplica los votos obtenidos en esta comunidad y se convierte en la cuarta formación más votada tras PSC, Junts y ERC.

Por su parte, Vox repite los 11 delegados de las últimas elecciones. Los Comunes logra 6 representantes y podría ser fundamental para formar un gobierno tripartito de izquierda, mientras que la CUP baja a cuatro diputados. La sorpresa es la entrada de Aliana Catalana al Parlament con dos escaños.

Resellable es también el resultado de Los ciudadanos. El partido ganador en 2017, con un millón de votos y 26 escaños, desaparece del Parlamento: pierde sus seis diputados y pierde más de 136.000 votos. Poco más de 22.000 catalanes apoyaron al partido que alguna vez fue un referente del constitucionalismo.

Entre los resultados de estas elecciones cabe destacar la debacle de ERC: mientras el partido de Junqueras en 2021 Fue primera fuerza en 261 municipios, este año solo fue primera fuerza en 47 lugares. El PSC pasó de 108 a 170, mientras que el partido de Puigdemont pasó de 564 escaños como partido más votado a 727. Además, el partido aliana catalán fue el más votado en cuatro municipios: Campdevnol, Gombrún, Les Llosses y Ripoll, todo en la provincia de Girona.

Otra curiosidad que desvela esta jornada electoral: en 2021, el PP fue el partido más votado en un solo municipio: Gimenells y El Pla de la Font, en Lérida. En 2024 Junts fue el partido más votado. Sin embargo, el PP puede estar satisfecho: ha triplicado sus resultados respecto a las elecciones anteriores y es el cuarto partido más votado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *