20 de mayo de 2024

Eugenio Delgado, presunto asesino de Manuela Chavero, enfrenta penas de prisión permanente y revisable

0

Actualizado

¿Asesinato con traición? ¿Motivo sexual? ¿Asesinato imprudente? Las causas de muerte de Manuela Chavero (42 años) en Monasterio (Badajoz) sigue siendo un misterio casi ocho años después. Desde este lunes, un jurado popular formado por 9 personas (dos suplentes) en la Audiencia Provincial de Badajoz juzgará si el presunto autor de los hechos, Eugenio Delgado (que entonces tenía 23 años) es culpable del crimen. y si hubo agresión sexual antes de su asesinato, según las acusaciones particulares y la fiscalía. En concreto se trata de tres acusaciones que representan a los hijos y la hermana de Manuela, a sus padres y a la asociación. Clara Campoamor. Todos ellos pedían penas de prisión permanente y revisable para los acusados ​​-a las que se adhiere la fiscalía- y el pago de más de un millón de euros en total como responsabilidad a los familiares (el Ministerio Público lo rebaja a 700.000 euros). El abogado defensor solicitó la absolución gratuita para su cliente.

Fue la madrugada del 5 de julio de 2016 cuando Manuela desapareció sin dejar rastro y sólo se produjo la detención por la Guardia Ciudadana más de cuatro años después (el 18 de septiembre de 2020) de su joven vecina que vivía en su misma calle, Sevilla. ‘. ‘, hizo posible el hallazgo del cuerpo. Fue el propio Delgado quien condujo a los agentes hasta las afueras del municipio, en concreto hasta una finca de la propiedad familiar, donde se encontró el cuerpo de la mujer enterrado y envuelto en una sábana.

Luego explicó a los agentes que había habido una discusión entre ambos en su casa y que había provocado la muerte de Manuela. Siempre ha sostenido que se golpeó accidentalmente la cabeza tras caer «de espaldas» en una habitación de la casa, concretamente junto a un armario. Era madrugada “y se puso nervioso” por lo que decidió sacar el cuerpo de la casa y enterrarlo. Ambos vivían en la misma calle, a sólo 50 metros de una casa a la otra.

«GOLPEADO Y MUERTO»

El fiscal del caso, José Luis Vaquera., cree que la mujer fue «violada antes de ser brutalmente golpeada y asesinada», por lo que cree que el asesinato se llevó a cabo con «traición». De esta forma, considera la versión de Delgado «absolutamente increíble».

El juicio comenzó con la reunión, a puerta cerrada, del jurado y la lectura de los escritos de acusación y defensa. El juez permitió la proyección de un vídeo durante la sesión vespertina del juicio en el domicilio del acusado cuando estaba detenido por la Guardia Civil y donde se reconstruían los hechos. Se trataba de prueba documental solicitada por la Fiscalía. Eugenio Delgado insiste a los agentes en que no recordaba la hora exacta de los hechos («era tarde seguro») y que después de comprobar que la mujer estaba muerta («le toqué el brazo y tenía frío, sangraba»). pequeña y tenía los ojos cerrados»), se puso «nervioso» y no se le ocurrió pedir ayuda a otros vecinos ni a los servicios de emergencia. Entonces decidió envolver el cuerpo con una sábana y una bata de baño que tenía en la casa y trasladarlo al baúl del auto (una camioneta) para llevarlo a la finca y llevárselo a puñaladas. Previamente limpió de sangre la zona de la casa donde ocurrieron los hechos.

Según relata el imputado en el video de reconstrucción de los hechos, dejó el cuerpo de la víctima en la zona con la ropa que llevaba, y regresó a su casa a dormir un poco, para luego horas después, de madrugada, regresar a esconderse. el cuerpo. Lo hizo en un agujero después de quitarle la ropa a la víctima y dejarla desnuda, cubierta con bolsas de basura. “Le quité la ropa porque por esa zona pasan muchos animales y cazadores y pudieron hacerse con la ropa”, afirma el imputado.

Durante su turno de intervención, el fiscal informó que la víctima, Manuela Chavero, era una «mujer atractiva, señora de complexión delgada, baja, que estaba divorciada y vivía sola en su casa con dos hijos», de 14 y 6 años. años en ese momento. La noche de su muerte, Manuela se encontraba sola en casa porque sus hijos pasaban las vacaciones con su padre, que eran de 15 días.

El fiscal explicó que había una gran diferencia «de constitución física» entre la víctima («que era más alta en ese momento») y el acusado. Es más, recordó en el juicio que «existía cierta amistad y confianza entre ellos». Esa tarde, cuando el acusado pasó por la casa y vio que la luz estaba encendida, el acusado llamó a la puerta para instar a Manuela a que fuera a su casa a recoger la cuna. De esta manera, la mujer salió de la casa sin apagar las luces y dejando su celular en casa con la evidente intención de regresar rápidamente a su hogar. Y el fiscal sostiene que la mujer sufrió «una golpiza tremenda», ya que le rompieron los huesos orbitales, le rompieron la parte derecha del tabique nacional, tenía «grandes fracturas» en los dientes y le arrancaron «dos» pedazos. . , además de «cinco costillas rotas», lo que le provocó un enorme «sufrimiento» además de ser «agredida sexualmente».

Por su parte, la defensa de Eugenio Delgado reclama en su auto la «libre absolución» del imputado, por lo que considera una «clara falta de pruebas» durante el período de investigación del caso que pudieran condenar a su defendido. En concreto, el abogado defensor, Javier Gutiérrez ReyesSí cree que la mujer falleció a consecuencia de una caída accidental, lo que provocó que su cliente tuviera un «bloqueo físico y mental» y, provocando su reacción posterior, la de esconder a la fallecida. En este sentido, la defensa opina que las fracturas en el cuerpo de la víctima podrían haberse producido «antes de morir o días u horas después» cuando el cuerpo fue trasladado y luego enterrado.

En la sesión de juicio de este lunes fueron citados hasta ocho testigos, la mayoría familiares de la víctima. Para la segunda sesión fueron citados 16 testigos y de haber tiempo también declararán los 68 peritos que participaron en el caso. La audiencia está prevista que se prolongue hasta el próximo viernes en sesiones de la mañana y de la tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *