30 de mayo de 2024

Los mensajes de WhatsApp exculpando al grupo ‘El Cabra’ por el crimen de Barbate: «Mira lo que está pasando»

0

Actualizado

La defensa de los seis encarcelados por la muerte de dos guardias civiles en el puerto de Barbate insistió en dos ocasiones para que el magistrado viera el vídeo que, entre otras pruebas, desembocaba en el Unidad Central de Operaciones (UCO) para concluir que no fueron ellos quienes iban en el barco que chocó contra la zodiac. Diez días después de eso Kiko ‘La Cabra’ y sus compañeros de ir a la cárcel, nuevamente pidieron al juez que considerara el video. La primera vez que tanto los abogados como los investigados lo solicitaron fue una vez producidas las detenciones.

como adelante Antes de ser llevados a juicio, la defensa exigió que se abrieran los teléfonos, advirtiendo que en ellos había una secuencia que demostraba que no estaban en el barco que pasó por encima de los guardias cívicos, sino en otro en el puerto y que , por lo que pudieron registrar el momento del ataque. Sin embargo, este vídeo no ha sido visto.

Los seis hombres fueron encarcelados y diez días después su defensa volvió a dirigirse al juez y le proporcionó el vídeo. Uno de los ocupantes de la embarcación narco se lo envió a su novia, por lo que los abogados tuvieron acceso a él. Así consta en un documento al que ha tenido acceso que también va acompañado de la conversación de WhatsApp entre uno de los jóvenes presos y su pareja. En él, el hombre le describe lo que está pasando en el puerto de Barbate y le envía el vídeo después de que captara el momento en el que una patera narco que no es de su barrio pasa por encima de la zodiac de los guardias civiles, matando a dos de ellos. Son las 8 de la tarde del 9 de febrero.

Miren la que ay liaaaaa (sic). El pueblo que aplaude, escribe el joven. Aplaudalo porque, respondió la niña. Porque se meten (sic) Con el barco, explica. Luego te envía el vídeo. Horas después, La cabra y los otros hombres fueron arrestados. Tras el suceso ocurrido en el puerto de Barbate la noche del 9 de febrero, la policía judicial de la Guardia Civil de Cádiz abrió la investigación. Pronto se sumó la UCO y, tras una minuciosa investigación, presentó el informe al instructor el pasado martes por la tarde quien retiró a los capturados del suceso.

El vídeo, junto con el visionado de la cámara que uno de los guardias civiles llevaba en su casco, fue decisivo. En la secuencia, la embarcación narco que pasa sobre los agentes se observa con una única antena, mientras que la embarcación de los detenidos tiene dos. La investigación dirigió entonces su mirada al resto de pateras narco que se refugiaron del temporal aquella noche en el puerto de Barbate.

Una vez ocurridos los asesinatos, la confusión fue máxima en la zona. Acaban de morir dos guardias civiles, uno de ellos desangrado en brazos de sus compañeros tras llegar al muelle. El otro cayó al mar tras ser atropellado por las hélices. La cabra Abandonó el puerto y condujo su barco hasta Sotogrande, donde dejó a dos de los ocupantes. El SIVE siguió a la lancha narco, que fue detenida en una playa de La Línea. Las detenciones se realizaron en menos de 24 horas.

Tres nuevos sospechosos

Los investigadores ahora se centran en un hombre con el nombre karem y en los dos tripulantes que le acompañaban. Sospechan que los tres huyeron a Marruecos después de estrellar el Zodiac y matar a los dos agentes. Su barco fue encontrado varado en Chiclana de la Frontera al día siguiente. Ante las dudas que suscita la investigación -y con los seis hombres en prisión- el juzgado de Barbate solicitó información sobre el hallazgo a un juzgado de Chiclana. Además, el mismo magistrado abrió diligencias a raíz de una denuncia contra los comandantes que autorizaron la entrada al puerto de la zodiac en la que viajaban los guardias civiles, una frágil y pequeña embarcación que no podía hacer frente a las pateras narco de los delincuentes. .

Los agentes que sobrevivieron esa noche al ataque prestaron ayer declaración ante el investigador y coincidieron en resaltar la desproporcionalidad que tienen en los medios respecto a los traficantes, según fuentes judiciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *