30 de mayo de 2024

La relación de Francia con Taylor Swift nunca ha sido fácil. Ella «invirtió mucho tiempo» (como admite el periódico) libración) para intentar conquistar a un público exigente, que presume de su canción y niega las formas artificiales de la música americana, que considera demasiado frívola. Al país le costó ceder ante el «fenómeno rápido»… hasta ayer, entonces Inició su gira europea con un concierto en París. Es el primero de cuatro que tendrán lugar en la capital, además de otros dos en Lyon. Si en 2011 no logró llenar la sala de conciertos Znith, ayer podría haber «llenado 12 salas en La Défense Arena» (estadio donde actuó), según su equipo.

Se vendieron 250.000 entradas y se esperan 300.000 espectadores para el seis conciertos, Los hoteles de la capital de la zona están llenos y el Defence Arena dice haber vendido la cifra récord de 8.000 asientos VIP a 1.500 euros. Francia, a pesar de la resistencia, sucumbió ante el artista. El jueves en París había 45.000 personas y «nunca antes se había escuchado a un público con tanto entusiasmo y reacción como estos Swifties», escribe en su crónica. El Fígaro.

Toda la prensa francesa habla del «fenómeno Swift», aunque con sentimientos encontrados. El Fígaro notas: «Todos sus instrumentos combinan con sus trajes. Del brillo a la digestión (…) Es impresionante la resistencia y actuación de Taylor Swift y sus bailarines y coristas. Pero agradeceremos que se acorte el programa para apreciar las canciones. Y ese es el problema».

Como se ilustra libración en su crónica, Son muchos los fans que admiten que “les da vergüenza decir en Francia que les gusta Taylor Swift”.«. De hecho, los medios destacan el hecho de que el 30% de los que asistieron al concierto del jueves en París eran extranjeros, como si el éxito que pudo alcanzar en Francia no fuera con ellos.

Fue criticada por cambiar constantemente de vestimenta y, sobre todo, exceso de brillo. «El lema es llevar purpurina, la palanca estética de los desfiles de Swift», dice los inrockuptibles, medio especializado. «Aparte de los fuegos artificiales y las ingeniosas ideas interpretativas, la música de Taylor Swift es sencillamente lineal y bastante aburrida», continúa Le Figaro.

Ellos inrockuptibles Llamó a su crónica: «Taylor Swift, la reina en su Arena», en referencia al nombre del estadio. «Los megalómanos se ven afectados por este fenómeno que los deprecia (Es demasiado rubia, demasiado muñeca y demasiado «enamorada» en serie«) y nos recuerdan de paso que ellos sí escuchan buena música», ironiza.

El programa incluyó canciones del nuevo disco. La sección de poetas torturados. Incluso los medios críticos admiten que «por parte de Taylor Swift, este pequeño desafío es como una oferta hecha a Europa, que Le tomó un tiempo aceptarlo, pero finalmente firmó su rendición total.«. France Info admite que «combina simultáneamente música, presencia en los medios y el aspecto político».

El concierto del jueves duró más de tres horas y media y quedan tres más en la capital francesa. Se suponía que se celebrarían en el Estadio de Francia, pero no puede ser porque se están ultimando los trabajos para los Juegos Olímpicos de este verano. Muchos creen que Swift atraerá más turistas en su gira francesa que en el evento deportivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *