20 de mayo de 2024

Ford aclara el futuro de su fábrica de Almussafes con el pedido de 300.000 vehículos anuales de un nuevo modelo hasta 2027

0

Actualizado

Los nubarrones se van disipando sobre la central valenciana Ford Almusafes. El final del túnel no estaba previsto ni siquiera hace unos meses, pero la dirección de la compañía está empezando a dar pasos que buscan enviar un mensaje de tranquilidad a la plantilla. El último anuncio pone sobre la mesa cifras concretas: Almussafes producirá 300.000 coches al año del nuevo modelo que se lanzará en 2027.

El futuro de la fábrica valenciana empieza así a tener más claro y, sobre todo, a hacerse realidad, tal y como destacan fuentes del sindicato mayoritario. UGT. En un comunicado tras su reunión con la dirección de Ford EuropaUGT promovió la «buena noticia» tras la píldora que ya dieron el pasado mes de marzo, cuando la empresa comunicó a los sindicatos que se produciría en Almussafes un nuevo «vehículo de pasajeros multienergía».

Según fuentes de UGT, se trata de un modelo que no será 100% eléctrico, pero que, «en términos globales de carga de trabajo y empleo, garantizará niveles superiores a los que implicaría hoy una plataforma eléctrica». De hecho, la falta de especificidad de la compañía con respecto a los planes de electrificación de Ford Almussafes ha sumido a la fuerza laboral (así como a toda la industria auxiliar) en el pesimismo últimamente.

En UGT, sin embargo, ahora se aferran a las palabras del vicepresidente europeo de Ford, Kieran Cahillque el nuevo pedido no es más que un reconocimiento de la empresa a Valencia «por todas las obligaciones cumplidas en los últimos años y como respuesta a la Acuerdo para la electrificaciónEn opinión de UGT, «sigue siendo la herramienta que nos permite apostar por el futuro de la planta de Valencia» a pesar del «giro» que ha experimentado la situación automovilística.

Ahora nadie es consciente de que el espinoso tema del empleo sigue sobre la mesa. La UGT supone que la nueva orden «no lo soluciona todo», por lo que sindicatos y dirección han convocado una nueva reunión la próxima semana.

Es más, hace menos de un mes, la dirección de Ford acordó con el sindicato mayoritario un nuevo ERTE de dos meses de duración que afectará a 2.300 empleados. Al problema del suministro de piezas de motor se sumó la paralización de la fabricación de la Transit en Almussafes.

«A pesar de las dificultades que todavía tendremos que superar, y teniendo en cuenta la situación de incertidumbre que hemos vivido estos últimos meses, que se ha vuelto realmente preocupante, hoy podemos decir que tenemos muy buenas noticias», afirman desde UGT.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *