20 de mayo de 2024

Actualizado

Cataluña se despide de emergencia por sequía en prácticamente todo su territorio. La Generalitat tiene las restricciones de esta fase del Plan especial sequía autónomo para regresar a la excepcionalidad en los 202 municipios que se mantienen en el nivel 1 desde febrero.

Sólo los 12 municipios de la provincia de Girona que dependen del Embalse de Darnius Boadella para su stock y hace dos meses entró en el segundo nivel de los tres en que se dividió la emergencia a finales del año pasado.

«La situación actual nos permite volver a la fase excepcional al menos hasta finales de año, incluso si las precipitaciones son escasas», justificó el ministro de Acción por el Clima. David Mascorttras explicar el cambio que significaron los episodios lluviosos de marzo y abril para la crisis por la escasez de agua.

«Las restricciones se levantan porque los datos lo permiten», indicó en esta línea el portavoz del Gobierno. Patricia Playaquien agregó que fue una decisión basada en «los criterios técnicos» de la comisión interdepartamental de sequía desvincularlo de la situación electoral, cuando sólo faltan cinco días para las elecciones regionales del 12 de marzo.

Entre otros cambios, en los municipios que regresan a la fase anterior de excepcionalidadel consumo diario de agua por habitante pasa de un máximo de 200 litros a 230, la reducción del agua destinada a usos agrícolas, del 80% al 40% y en el sector industrial, del 25% al ​​15%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *