23 de julio de 2024

Actualizado

En España la lucha de clases se ha reducido a dos: los que poseen una casa (una o más) versus los que no. Entre los primeros existen varias subdivisiones: pequeños propietarios, inquilinos, fincas o grandes fondos de inversión. Pero el mayor problema social del país no tiene que ver con la clasificación de estas subcategorías, sino con cómo se puede pasar del grupo 2 (no propietarios) al grupo 1. Tener una casa es el verdadero ascensor hoy en día.

Hazte Premium desde 1€ el primer mes

Aprovecha esta oferta por tiempo limitado y accede a todo el contenido web


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *