30 de mayo de 2024

‘Canta’ o muere fue el dilema que se le planteó al AB marroquí con una pistola en las sienes y el grito de «mátalo, mátalo». Una banda de narcotraficantes, de la que se le acusa de formar parte, creyó que les había robado 600 kilogramos de hachís. Casi le arrancaron la piel. Y la realidad es que la droga fue sacada de su embarcación, de forma sigilosa y nocturna, por vigilancia de Aduanas y Policía Nacional mientras se vigilaba a los traficantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *