20 de mayo de 2024

Actualizado

Nos aferramos a la vida en busca de una chispa que nos eleve por encima de la monotonía diaria. Entonces, un lunes de abril, alguien te regala un momento que trasciende el tiempo. Fueron apenas unos minutos de éxtasis, de delirio colectivo, de rugido de un público entregado a un torero, juan ortegacapaz de conjurar un hechizo que nos permita detener el reloj de nuestras vidas.

De los ayudados por alto al doblete final de triana sumergirnos

Hazte Premium desde 1€ el primer mes

Aprovecha esta oferta por tiempo limitado y accede a todo el contenido web


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *