20 de mayo de 2024

Actualizado

Nicolás Maduro utilizó su programa semanal de televisión para responder a la Departamento de Estado, quien presentó el reclamo de Washington retomar las enérgicas sanciones contra la revolución en caso de incumplimiento de las Acuerdo de Barbados, que prevé elecciones presidenciales libres y justas. «No dependemos de ustedes, gringos. Quieren dañar la economía porque estamos en un año electoral. Pero pierden más porque al querer hacernos daño, se están lastimando a ustedes mismos. No somos una colonia gringa». no somos su colonia. «Esto nos va a detener», pontificó el presidente bolivariano.

El próximo jueves vence el plazo para las licencias emitidas por la administración de Joe Biden en octubre tras la firma de Barbados entre el gobierno y la oposición. A falta de 72 horas para el final, la revolución ha incumplido casi por completo los acuerdos alcanzados tanto por el líder de la oposición, María Corina Machado, como su sustituto, la filosofía Corina Yoris, competir en las elecciones del 28 de julio.

Maduro informó que sus delegados se reunieron en secreto con los enviados de Biden en al menos nueve ocasiones, seis en Katar y seis en Milán, pero acusó a los estadounidenses de filtrar la información. «Nunca respetaron ningún acuerdo. En este momento, deberían levantarse todas las sanciones contra ellos». Venezuela», aseguró el «presidente del pueblo», que según todas las encuestas saldrá rotundamente derrotado frente a Machado, Yoris y cualquier candidato apoyado por el líder liberal-conservador.

La última reunión, también un fracaso, tuvo lugar la semana pasada. México. «Pretenden que busquemos clientes con licencia (petrolera) de seis meses y pretenden decirnos qué hacer. No somos su colonia, se acabó la época de la Compañía Guipuzcoana. Distribuyanlo», concluyó el líder revolucionario.

Maduro aprovechó para insultar nuevamente a Machado, a quien llamó La Sayona (personaje terrorífico de las leyendas venezolanas), y al ex preso político. Leopoldo López, a quien acuso de presionar para que se reanuden las sanciones contra su administración. «Estamos hablando con los dueños del circo, no con los payasos», enfatizó.

«En esas conversaciones se alcanzaron acuerdos, se firmaron acuerdos y su punto central fue el levantamiento total de todas las sanciones ilegales. ¡Nunca obedecieron!” —Maduro lloró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *