20 de mayo de 2024

Actualizado

Un toro de Victorino, el primero de prácticamente toda una corrida cinqueña, cogió al toro con mucha violencia. Manuel Escribano en la puerta del bullpen.

Lo obtuvo del toro, pero no sin tensión, porque el toro se metió en una madriguera. Pero aunque cayó, en diagonal o precisamente por eso, supo superar bien la larga conversión. Los moldes de vernica eran vibrantes. Justo ahí. Muy apretado porque el toro empujó hacia adentro.

En uno de ellos fue derrotado por pitón derecho. El cabo parecía actuar como parapeto con el pitón. Él permaneció acostado y el hombre lo volvió a levantar y lo volteó con malicia y violencia.

Lo colgué. Entonces lo lastimé. Más tarde se descubrió cuando lo revisaron con el bolso roto por encima de la rodilla. Ya en la puerta de la enfermera. La sangre parecía más de lo que fluía. resistir

Notario para abrir cartel de Roca Rey. Finalmente entró. Al quirófano. Fue un mano a mano entre Roca y Borja Jiménez que esperaban noticias de la enfermera. La Maestranza se llena a tope abrumar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *