Todo Noticias Online

Lo más interesante del momento

Los espacios verdes urbanos promueven una ciudadanía más sostenible, conectada e igualitaria Future planet

Nota a los lectores: EL PAÍS presenta abiertamente todo el contenido de la sección Future Planet por su contribución diaria y global a la Agenda 2030. Si quieres apoyar nuestro periodismo, firme aquí.

La desigualdad social que se vive en las ciudades es uno de los retos que hay que abordar desde las agendas urbanas, pero también a nivel nacional e internacional. Las Naciones Unidas, a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), están abordando este problema a través de muchos proyectos e iniciativas. aceptar administraciones locales.

Más información

Más del 50% de la población mundial vive en la ciudad. Muchos de ellos se encuentran en zonas afectadas por el cambio climático por diferentes riesgos. Este aspecto debe tenerse en cuenta para minimizar aún más los riesgos de desigualdad, especialmente en relación con la mejora y las oportunidades socioeconómicas de los residentes.

Tanto en ecología como en economía, el fin de la desigualdad es fundamental. El informe global de riesgos elaborado por la Foro Económico Mundial en 2020 Esto una vez más enfatiza que los riesgos económicos todavía están vinculados al medio ambiente. El caso de Madrid es paradigmático, ya que el Ayuntamiento se esforzó por recoge los ODS en su gestión. Esta iniciativa es un complemento a las políticas ambientales anteriores relacionadas con la infraestructura verde.

Hay un aspecto fundamental al que esta política debe prestar atención: la ciudadanía garantiza el derecho a un entorno urbano más resiliente que promueva el desarrollo personal y económico.

Un esfuerzo en este sentido se manifiesta en los procesos de restauración ambiental y urbanística que se han iniciado desde Madrid Río hasta el Parque Lineal del Manzanares. Aunque criticadas, dieron nueva movilidad a los distritos del sur que rodean el almendro central de Madrid. Se ha recuperado la fauna y flora autóctona del río Manzanares, y en el caso del Parque lineal, también parte del lecho del río.

Este proyecto medioambiental ha beneficiado la mejora de la calidad de vida de los habitantes, especialmente en Usera y Villaverde, dos distritos del eje sureste de Madrid caracterizado por bajos ingresos.

Existen diversas iniciativas cívicas que trabajan en propuestas de infraestructura verde para minimizar los problemas sociales relacionados con la violencia, la delincuencia, la movilidad, el renacimiento urbano y las mejoras socioeconómicas de los vecinos.

Los vecinos de estas dos zonas también han puesto en marcha iniciativas para mejorar sus condiciones. Puede consultarse en la web de la Asociaciones de vecinos de la federación local de Madrid. El compromiso de los vecinos de contribuir a la revitalización de la zona se enfatiza gracias a infraestructura verde. En esta búsqueda del desarrollo social y ambiental, los espacios verdes son una oportunidad para mejorar la movilidad, la seguridad y la igualdad de los ciudadanos.

Esta infraestructura es fundamental para optimizar la gobernanza y la cohesión social y fomentar la innovación a escala urbana; especialmente importante para los ciudadanos de barrios de bajos ingresos. Las demandas sociales se centran en la reordenación del tejido urbanístico y edificatorio de la periferia de los distritos, y esta se une con el Parque Lineal y la renovación del río Manzanares. Esta pregunta es una oportunidad para implementar un espacio verde en forma de corredor desde el interior hacia el Parque Lineal.

Mejorando los problemas sociales

Por el momento hay diferentes trabajo de iniciativa cívica en propuestas de infraestructuras verdes para minimizar los problemas sociales relacionados con la violencia, la delincuencia, la movilidad, el renacimiento urbano y las mejoras socioeconómicas de los vecinos.

Estas propuestas reflejan el gran impacto positivo que tienen estos espacios, no solo en la mejora de los factores climáticos del confort urbano, sino también en el desarrollo económico y vida social donde se implantan. A su vez, los corredores verdes entrelazan el tejido urbano de menores ingresos, lo que mejora la movilidad y la conectividad.

Las distintas asociaciones e iniciativas cívicas tratan de convencer a todos los actores de los distritos de los beneficios esenciales que esta infraestructura traerá a la sociedad: promoverá una mayor igualdad y desarrollo económico, dos principios fundamentales recogidos en el Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo.

En los casos de barrios y distritos con mayor desorganización social, estos factores son fundamentales para garantizar una convivencia segura entre sus ciudadanos. Promueve una mayor interacción social, vida comunitaria, educación y comercio local, contribuyendo a minimizar los índices de vulnerabilidad socioeconómica y los asociados a mejorar el nivel educativo de sus ciudadanos y descendientes. Por lo tanto, atraen no solo a nuevos pobladores, sino también a un mayor flujo de habitantes de los distritos colindantes o del resto de Madrid.

Miguel Angel Ajuriaguerra Escudero es el dr. arquitecto, especialista en planificación estratégica en el campo del análisis geográfico de la Universidad Rey Juan Carlos.

Puedes seguir PLANETA FUTURO en Gorjeo, Facebook y Instagramy registrarse aquí a nuestro ‘boletín’.

La conversación