31 de enero de 2023

Todo Noticias Online

Lo más interesante del momento

Un hombre admite haber rociado ácido sulfúrico a dos mujeres agredidas en Málaga Sociedad

José Arcadio DN, 'El Melillero', está custodiado por la Guardia Civil de los Juzgados de Fuengirola (Málaga) el 18 de enero.
José Arcadio DN, ‘El Melillero’, está custodiado por la Guardia Civil de los Juzgados de Fuengirola (Málaga) el 18 de enero.Alex Zea / Europa Press

Se ha completado la investigación del ataque machista a dos mujeres malagueñas a las que un hombre arrojó ácido sulfúrico. La Guardia Civil detuvo esta semana a quien es considerado el autor esencial de los hechos: Juan José GR Esta era la pieza que faltaba en la investigación policial hasta que fue localizado el miércoles pasado y detenido en una casa de Fuengirola. En su declaración judicial, él mismo admitió que roció a las dos mujeres con ácido. Acusado de dos cargos de intento de asesinato, ya ingresó a la cárcel. También está la expareja de una de las víctimas, José Arcadio DN, conocido como El Melillero, a quien Burgerwag considera coautor de los hechos. Otras dos personas que presuntamente lo ayudaron durante sus dos días de fuga también están en la cárcel. Las víctimas permanecen en el hospital, aunque sus familiares han pedido a los hospitales que no brinden más información sobre su evolución.

Un día después de su arresto, El Melillero Fue trasladado a la finca donde lo ubicaron luego de 48 horas de una fuga que involucró dos persecuciones policiales y la participación de más de 200 policías. La Guardia Ciudadana quiso reconstruir los hechos. «No hice nada, no fui», dijo José Arcadio a DN. Ese día fueron detenidas cinco personas más por ayudarlo a escapar, pero fuentes de la investigación explicaron que aún estaba abierto y que aún no había sido arrestado porque algo no terminaba en plaza, como finalmente pudieron confirmar.

Desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) confirmaron que el ahora preso admitió que fue él quien roció con ácido a las dos mujeres. De hecho, fuentes policiales explicaron que el detenido aún presentaba múltiples quemaduras en los brazos, como consecuencia de las salpicaduras de ácido sulfúrico que las dos mujeres arrojaron por el orificio de la ventanilla del automóvil. El encuentro no fue casual: la guardia civil intervino en dos camionetas de vigilancia en los vehículos de cada una de las mujeres agredidas, dejando saber a los atacantes dónde se encontraban en todo momento.

Los hechos tuvieron lugar el 12 de enero. Alrededor de las dos de la tarde, un automóvil en el que viajaban los dos presos se acercó al automóvil blanco en el que la expareja sentimental de El Melillero, 26, además de una amiga suya, de 29 años. Luego de una discusión, el ahora detenido presuntamente arrojó ácido sulfúrico por una rendija en la ventana hacia el interior del vehículo y huyó con el coautor de la agresión sexista, quien fue detenido dos días después tras un intenso registro por la costa. del Sol. Las dos mujeres resultaron gravemente heridas y tuvieron que ser trasladadas a hospitales. Una de ellas, la exnovia, presentaba quemaduras en la mitad del cuerpo y el tracto respiratorio afectado, por lo que fue trasladada en helicóptero a la Unidad de Quemados Mayores del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

José Arcadio DN lleva dos meses en prisión, de donde solo salió días después de su arresto para participar en un juicio porque se le acusa de haber golpeado a otra expareja con la que tiene un hijo en común. De hecho, el tribunal lo condenó a más de siete meses de prisión por golpear repetidamente a la mujer después de que la llevó a un club nocturno en Marbella en 2016. El hombre tiene un largo historial delictivo y hasta enero pasado tenía siete órdenes de arresto por diversos delitos, así como condenas por delitos contra la seguridad vial y la agresión y lesiones a un policía nacional. El maltrato, las amenazas, el robo con violencia e intimidación, la pertenencia a un grupo delictivo o el narcotráfico son otros delitos que se imputan y siguen siendo procesados.