7 de febrero de 2023

Todo Noticias Online

Lo más interesante del momento

Donde dije, digo, digo Diego: las contradicciones del PP y Ciudadanos | España

De izquierda a derecha son Isabel Díaz-Ayuso (PP), Inés Arrimadas (Cs), Pablo Casado (PP) e Ignacio Aguado (Cs).
De izquierda a derecha son Isabel Díaz-Ayuso (PP), Inés Arrimadas (Cs), Pablo Casado (PP) e Ignacio Aguado (Cs).

El terremoto de la moción de censura en Murcia tuvo réplicas en el resto de gobiernos de coalición entre el PP y Ciudadanos. Las declaraciones contradictorias de los dirigentes de ambos partidos destacan la disputa mano a mano en la centro-derecha por la supervivencia o restauración del espacio electoral perdido. Es de ellos.

Las contradicciones de Isabel Díaz Ayuso

El botón central. La relación de Isabel Díaz Ayuso con Ciudadanos, y especialmente con Ignacio Aguado, vicepresidente de la comunidad, fue difícil desde el principio. El PP madrileño se ha quejado amargamente en los últimos meses de la oposición ‘dentro de la casa’ y siempre ha temido que su socio cambie de bando y promueva una moción de censura. Para evitar este escenario, la presidenta en mano amenazó con apretar el botón central del avance electoral, con encuestas muy favorables para ella y muy desfavorables para el partido de Inés Arrimadas. Sin embargo, la presidenta madrileña ha descartado públicamente en varias ocasiones que adelantará las elecciones y que incluso ha considerado la posibilidad. «Si tuviera una elección, me llamarían niña tonta y peligrosa», declarado en El mundo hace apenas un mes. Sin embargo, el miedo siempre ha estado ahí. En realidad, El secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, se arriesgó el pasado mes de diciembre a que pudiera haber elecciones anticipadas en 2021.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, apareció en su comparecencia ante los medios de comunicación este miércoles. EPV

Libertad y oficios. “Quiero que la voluntad de los madrileños guíe su destino. Acepto todo lo que va a venir, y siempre lo haré y pensaré en el beneficio de España y Madrid antes que en el mío. Quiero que el pueblo de Madrid elija entre socialismo o libertad ”, declaró al anunciar el avance electoral. En la última hora, reiteró que no quiere dejar el destino de los madrileños en manos de decisiones tomadas ‘en las oficinas’. Pero el presidente de Madrid no ganó las elecciones de 2019 [ahora las encuestas sí le dan la victoria]. Fue la del candidato socialista, Ángel Gabilondo, la lista con más votos, y el tratado que legalmente llevó Díaz Ayuso al poder se forjó en otros despachos y en conversaciones con Ciudadanos. El dilema «Socialismo o libertad» esto, por supuesto, tampoco es cierto. Los socialistas gobiernan, solos o en coalición, en nueve comunidades y sus ciudadanos gozan de las mismas libertades que en Madrid.

Cataluña y la elección en una pandemia. «No puede ser que el mismo Gobierno que está convocando elecciones en Cataluña con peores datos esté ahora cerrando España y por tanto está mucho mejor».Ayuso declaró hace unos días. La Comunidad de Madrid tiene ahora la peor incidencia de coronavirus de todo el país, pero el presidente ha decidido impulsar las elecciones autonómicas. Lamento que hayan contado a algunos medios mi supuesta intención de provocar elecciones coincidiendo con la catalana ”. en septiembre. «Mi única preocupación es volver a la escuela, promover la salud en Madrid y proyectos para reactivar la comunidad que presido», añadió.

Las contradicciones de Inés Arrimadas

Mociones y moralejas. El equipo de Díaz Ayuso lleva meses realizando encuestas a favor del PP y perjudicando a Cs, invitando a la promoción de las elecciones. Pero Pablo Casado e Inés Arrimadas firmaron un pacto de no agresión (ni moción ni avance) que permitió al Génova limitar la voluntad del presidente del Madrid para sucumbir a la tentación de deshacerse de una pareja con la que nunca se ha llevado bien. «Quien presente una moción de censura en medio de la segunda ola es irresponsable y tiene un problema moral»., dijo el líder de Cs en octubre en La Sexta. Sin embargo, su partido presentó este miércoles una moción en Murcia disculpándose con Díaz Ayuso por postularse en Madrid.

Renacimiento. Ciudadanos, que ha experimentado numerosas contradicciones en su estrategia desde su nacimiento, se ha tomado muy en serio el pacto con el OB en Andalucía para derrocar al PSOE como ejemplo de cambio y ‘renacimiento’ tras años de corrupción, citando el caso de Voy a ser. Pero no aplicó la misma filosofía en Madrid, donde el gobierno popular gobernó durante 25 años y donde varios de sus presidentes, vicepresidentes y concejales experimentaron problemas por casos de corrupción. Ignacio González ha sido encarcelado, al igual que Francisco Granados, y Esperanza Aguirre está detenida por el Caso púnico.

Las contradicciones de Pablo Casado

Peleas y diversión. Una de las herramientas recurrentes del líder del PP para destruir el gobierno de coalición del PSOE y Podemos fue explotar sus diferencias de opinión sugiriendo que estas batallas internas distraen al ejecutivo. «España será destruida mientras su gobierno lucha», repetido muchas veces. Pero las disputas también fueron una constante en la Comunidad de Madrid hasta el parón total del miércoles.

El líder del PP, Pablo Casado, este martes en el Congreso. EPV

La asociación de centro derecha. Casado lleva insistiendo casi desde su llegada a la presidencia del partido en su intención de reagrupar al «centro-derecha» para derrocar a Pedro Sánchez y ha retomado su afán de aliarse con Cs para hacer el sacrificio de uno de sus dirigentes más veteranos. , Alfonso Alonso. , exlíder del vasco popular. La dirección nacional del PP ha fichado a miembros del partido Arrimadas y sigue pidiéndoles que redoblen sus filas. Pero si se cumplen los pronósticos del PP madrileño y se celebran las elecciones en Madrid, sería Díaz Ayuso quien conseguiría la restauración del espacio electoral que Casado había prometido durante dos años. La suerte del líder del partido depende del presidente del Madrid, al que ha tenido que defender internamente muchas veces, porque es un nombramiento muy cuestionable en el PP por su falta de experiencia en la gestión. El protagonismo de Ayuso, apuesta muy personal de Casado, y de su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, es desde hace tiempo turbulento en Génova y en aumento. El Gobierno murciano, que había presentado una moción de censura la noche anterior, desconocía la elección. El de Madrid, sí. Cayetana Álvarez de Toledo, quien ha criticado abiertamente a su jefe desde que la dejó como vocera en el Congreso, ahora presenta a Ayuso como «la alternativa» y «la oposición visible». “Esta es la manera de reagruparse que España necesita con tanta desesperación. No eres estéril ‘, escribió. El mundo, del mismo modo que comunicó su ruptura con Mariano Rajoy hace unos años.

Las contradicciones de Ignacio Aguado

En Murcia sí, pero no en Madrid. El vicepresidente destituido se ha centrado en los medios de comunicación durante las últimas horas hasta que critica la decisión de Díaz Ayuso de promover la elección, Pero todas sus declaraciones recaen en cambiar de tema del Madrid por Murcia, donde su partido presentó la moción de censura. ‘Nos pilló trabajando y planificando el PP’, se quejó, por ejemplo, porque ignoró que los dirigentes de Cs en Murcia durante semanas consideraron la moción para expulsar al PP de la presidencia.

Lealtad. «Tuve que quedarme muy callado por lealtad», repitió también Aguado. Lo cierto es que las controversias dentro del gobierno de coalición fueron constantes y, a menudo, públicas. Cuando Díaz Ayuso, por ejemplo, se negó a aceptar el cierre forzoso por parte del Ministerio de Salud y recurrió a la justicia. Apuesto a hablar, no en las canchas. Las restricciones de movilidad de hoy salvan vidas mañana ”, dijo el entonces vicepresidente en Madrid.