1 de junio de 2023

Todo Noticias Online

Lo más interesante del momento

Los mosaicos de uno de los mejores belenes de España duermen en cajas Cultura

Vista de la grava que ocupa el lugar de los mosaicos hasta que vuelven a su lugar original, en el Antiquarium de Sevilla.
Vista de la grava que ocupa el lugar de los mosaicos hasta que vuelven a su lugar original, en el Antiquarium de Sevilla.PACO PUENTES / EL PAÍS

El Antiquarium de Sevilla, conjunto arqueológico que recorre la historia de la ciudad desde el siglo I al XIII, fue inaugurado en 2011 con una musealización inconclusa. Una década después, 35 de los 46 mosaicos romanos encontrados durante la excavación, un 65% grandes, permanecen almacenados en cajas en un almacén. El espacio, gestionado por el Ayuntamiento de Sevilla, no cuenta con conservador y cinco de los mosaicos que quedan en el lugar se están deteriorando porque no se han restaurado. En el pesebre, uno de los mejores de España, se han encontrado 650 metros cuadrados de hermosos mosaicos, más de la mitad de los 1.109 metros cuadrados conservados en la vecina ciudad romana de Itálica. Sin embargo, el museo exhibe solo 230 metros cuadrados, el 35% del total. Este espacio, lleno de huecos cubiertos de grava a la espera de restaurar los ricos diseños de teselas con los que fueron decorados hace un milenio, duerme polvoriento a la sombra de Las Setas, el gran proyecto arquitectónico que une los íconos urbanos de la ciudad. En la céntrica Plaza de la Encarnación.

‘Como administrador urbano, sería mejor en el país si se completara su musealización. Este es el más importante por sus dimensiones, su diversidad funcional, su duración y el estado de conservación de sus estructuras. Además de su observabilidad, es decir, la facilidad para que el público comprenda el entramado urbano de un bloque de casas romanas que se extiende desde el siglo I al VI y que también es en un nivel superior una casa almohade del siglo XIII ”, dice Fernando Amores, el arqueólogo que dirigió las excavaciones de 2003 a 2010.

El responsable de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz, canta la mea culpa por la situación en la que se encuentra el Antiquarium: “En una ciudad con tanto patrimonio, reconozco que teníamos otras prioridades que requerían importantes recursos. Pero planeamos convocar un concurso en abril para escribir un proyecto de museo. Trabajamos con la Delegación de Patrimonio [del Ayuntamiento] iniciar un archivo que determinará en qué estado se encuentran los restos arqueológicos, identificar sus patologías, corregir y recoger los mosaicos que aún no se han colocado. Este año podemos empezar a hacer algo; pero si sabemos cuál es el presupuesto necesario, podemos incluirlo en nuestras cuentas a partir de principios de 2022. “

El pesebre, que cuenta con dos salas para exposiciones temporales, también ofrece representaciones teatrales, montajes que requieren cambios de iluminación por parte de técnicos que tienen que pisar los restos sin la supervisión de un comisario, figura que nunca ha existido en el museo desde su inauguración. No. . Además del problema de la humedad -que afecta principalmente a los mosaicos sin tratar- según Amores, los cinco que han sido restaurados y permanecen en su lugar original, así como otros dos que están almacenados en paneles laterales, se cubren de polvo y una limpieza. Es necesario realizar un trabajo, que debe ser realizado por un restaurador. Se agrega poco mantenimiento al estado de las piezas. De los 17 monitores colocados en 2011, solo quedan siete y cuatro de ellos no funcionan. Las pantallas dañadas se retiraron después de que el público se quejó, en lugar de repararlas.

El Antiquarium, que alcanza ocho metros por debajo del nivel actual, ha revelado ocho casas en Hispalis con sus patios de los siglos II al VI; una fábrica de sal del siglo I, en la que hallec, una salsa con restos de pescado de la ría del Betis más barata de lo que se valora garum; una fábrica con claraboyas y el hospicio de los Dolphins, una especie de club social con un triclinio (comedor) de 110 metros cuadrados. “Más grande incluso que el del domus de Itálica y de la cual solo se reparó una parte por ser la más urgente, ya que estaba en el desagüe. Mientras que los otros, como otros cinco mosaicos, permanecieron como aparecieron. Esto es más urgente porque la humedad y los desniveles del terreno provocan la formación de burbujas que eventualmente se rompen y las tejas se pierden. Además, los bordes no se consolidan y se desmoronan ”, advierte Amores, quien también realizó el dossier para la creación de la Colección del Museo Municipal de Sevilla, que incluye este espacio.

Las obras del Metropol Parasol (2005-2011), un diseño del arquitecto alemán Jürgen Mayer con una gran imagen estructural de seis sombrillas gigantes de 29 metros de altura en un mercado de abastos conocido como Las Setas, cuentan con la excavación de un 5000 permitido . metros cuadrados en el centro de sevilla. Una oportunidad de oro para la arqueología, ya que nunca antes se había podido estudiar un espacio tan amplio en el corazón de la ciudad cuyos frutos superaron las expectativas, por lo que el Antiquarium se incorporó al gran proyecto municipal.

La intrincada construcción de las grandes estructuras de madera del Metropol Parasol, que debían restaurar el mercado de abastos en la plaza de la Encarnación, provocó que el presupuesto inicial de 54 millones de euros casi se duplicara y llegara a 102. El alcalde, el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, retomó la creación del Antiquarium gracias al plan español de dinamización de la economía y el empleo (plan E), elaborado por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, para afrontar la oferta de crisis de 2007. lo que significa que las obras debían realizarse en un plazo de seis meses para beneficiarse del plan.

“Un lugar inadecuado con mucha humedad”

Durante las excavaciones se encontraron 46 mosaicos romanos, de los cuales solo 12 están expuestos. Los 34 restantes fueron restaurados y almacenados primero en un almacén municipal, donde estuvieron hasta 2018. ‘Un lugar inadecuado con mucha humedad y al lado de un estacionamiento del que han desaparecido algunas piezas’, dice el arqueólogo.

Según la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía de 2007, los mosaicos, como todo lo que ocurre en el subsuelo, son de dominio público y están bajo la supervisión de la Junta de Andalucía; Por este motivo, todos los elementos no colocados en el Antiquarium fueron trasladados a la bodega del Museo Arqueológico de Sevilla, del Ministerio de Cultura, en San José de la Rinconada, y se esperaron para regresar al lugar por el que fueron recibidos. las casas de los romanos que prosperaron en la época de Trajano y Adriano. El Ministerio de Cultura y Patrimonio no consideró la posibilidad de instar al Ayuntamiento a completar la decoración. “No pediremos que se retiren los mosaicos porque el ayuntamiento aún no tiene un proyecto”, dijo un portavoz del departamento.