9 de febrero de 2023

Todo Noticias Online

Lo más interesante del momento

El salario ideal: 50.000 euros más gimnasio, seguro, cine y Netflix | Fortuna

El 66,52% de los trabajadores aceptará una compensación económica menor si recibe a cambio un paquete de prestaciones sociales, siempre que comience con un salario ya elevado. Esto es lo que muestra el estudio Tendencias en beneficios sociales, Presentado este martes por la plataforma flexible de gestión de compensaciones Cobee.

El informe muestra que casi siete de cada diez empleados prefieren un salario de 50 000 euros anuales junto con un paquete de prestaciones sociales por valor de 1 607 euros como salario de 52 000 euros. Sin embargo, la predilección por estos últimos crece a medida que aumenta la edad de la persona entrevistada. El lote tomado como referencia incluye la suscripción al gimnasio, seguro médico, dos entradas de cine al mes, una suscripción anual a Netflix y una aportación mensual de 10 euros a una asociación de tu elección. Pero la pregunta es difícil, ya que la comparación no mostró el costo real del paquete de beneficios para los encuestados. Es precisamente el éxito de este tipo de políticas, explica el fundador y consejero delegado de Cobee, Borja Aranguren, durante la presentación, «que la percepción de cada euro invertido en prestaciones sociales es mayor que cuando se invierte en salarios», con lo que la empresa es sensiblemente más barata . ”De lo contrario, admitió, probablemente nadie elegiría un salario más bajo.

La gran mayoría de los trabajadores cree que los planes de beneficios y la compensación flexible por parte de las empresas son importantes, pero a menudo no cumplen con lo que realmente exigen. El estudio anterior refleja esto El 51,7% de los empleados reconoce que este tipo de políticas son relevantes, pero que actualmente no se ofrece lo que necesitan. Teniendo en cuenta esta es la mejor solución que se adapta a las preferencias de cada empleado y a la posibilidad de que cada uno elija una combinación de compensación a la carta.

La pandemia también puso de relieve esta brecha entre lo que demandan los trabajadores y lo que ofrecen las empresas. El 54,34% de los encuestados afirma no haber experimentado ningún cambio en términos de digitalización en los planes de beneficios en el último año, y el 60,15% no pudo utilizar sus beneficios durante el parto.

Después del Covid-19, el interés por los beneficios relacionados con el transporte público disminuyó significativamente (56,22%), mientras que el de todos los relacionados con la salud y el bienestar (72,84%), la educación y el aprendizaje (53,45%) y entretenimiento (40,17%). A pesar de las restricciones a la hostelería, sigue habiendo interés por los restaurantes (62,23%), que Aranguren atribuye a la posibilidad de entrega a domicilio que ofrecen muchos comercios.

El seguro médico es, por tanto, el beneficio que la mayoría de los empleados requiere (62,10%), seguido del catering (61,19%) y la formación (55,25%), que completa el podio. También rompen el pase de gimnasio (48%) y suscripción a plataformas de entretenimiento (41%). En el caso de la evidencia del gimnasio, Aranguren enfatiza que la tendencia no se limita al pago mensual por el acceso a las instalaciones físicas ordinarias, sino que también se requieren canales digitales para realizar actividades físicas desde cualquier lugar. “La tendencia del personal hacia planes más flexibles y diversos, con nuevos protagonistas como el bienestar físico y mental, incompleta la póliza tradicional de seguro de alimentos-transporte-salud”, dijo el jefe de Cobee.

El cambio en la tributación del pensiones, que ahora privilegia los planes de negocio sobre los planes individuales, sumado a la inestabilidad económica y el debilitamiento de la alcancía de las pensiones públicas, ha aumentado significativamente el interés por este beneficio, que es reclamado por el 37,90% de los encuestados. En concreto, el 63% estaría dispuesto a destinar 200 euros mensuales si su negocio duplica el importe a través de un plan de aportación compartida.